Facebook Twitter Google +1     Admin

QUÉ ALEGRÍA DE SER UN AMERICANO...

20080916144646-globalizacion.jpgY así hasta da gusto que a uno lo visiten los huracanes. Un Estado protector, previsor y paternalista como es el del Tío Sam nunca abandona a sus ciudadanos. Y menos aún George W. Bush. Al paso del huracán Ike por Galveston, Texas los equipos de rescate y de salvamento multiplicaban su ayuda humanitaria. La imagen, captada por un aficionado instantes antes de ser arrastrado por las aguas hasta Cancún, México, es una muestra de la atención privilegiada que recibieron los ancianos y los niños. Y hasta los negros, por si alguno era pariente de Obama.
16/09/2008 14:47. Autor: Rojinegro ;?>

Comentarios > Ir a formulario

jorgeal

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.