Facebook Twitter Google +1     Admin

COMPARTO CON USTEDES ESTA PRIMICIA

20080604201726-piedra.jpg

Recién tomó estado público el atentado que había sufrido, hace 8 años, el Papa Juan Pablo II en su visita a México. En el interior de la Iglesia de la Virgen de Guadalupe, el Santo Padre fue víctima de una certera pedrada. Desde un púlpito un sacristán ebrio, Santi Guado Quinteros es su nombre, le arrojó la roca que Ud. contempla al grito de: "¡Su Eminencia tiene un cálculo en un riñón!" mientras emprendía una alocada huida entre el gentío.

04/06/2008 20:05. Autor: Rojinegro ;?>

Comentarios > Ir a formulario

jorgeal

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.